Traducido al español por Jorge Palma

 

La Cosa
  
Aquí hay algo
Poco iluminado
Que me llama
Encantado, voy a su encuentro
Con pasos pesados
Los ojos vidriosos
Mil grupos en torno a mí
Y ninguno que me llene el vaso
Aburrido de dar vueltas
Sin casas a la vista, sin piedras
¿Dónde están las prendas de peregrinaje?
¿Realmente usé las prendas de peregrinaje?
¿O me olvidé?
Como me olvidé de decir una oración hoy
Una oración de los que saben de su ignorancia
Una oración de los que no saben de su saber
Y nunca saben
El tifón, sin duda, va a llegar a la ciudad
Para arrancar los árboles
Romperle el corazón a mi ventana
Y romperme a mí
Me acostumbré a mis derrotas
Porque me acostumbré a la vida
Ella se acostumbró a mí
Como nuestros ojos se acostumbran a la oscuridad
Cuando de repente se cortan los rayos de luz
Me acostumbré a la vida
El tifón se irá en dos días
Me levantaré, recogeré los vidrios rotos de mi ventana
Saldré a la ciudad a comprar pan
Leche, algunas frutas, y
una hoja de vidrio
Y en los ojos de la gente buscaré
algo
Poco iluminado
Que me llama
Encantado, voy a su encuentro
  
02/09/2008
  


La Noche

La noche viene a mí
Delicada
Como pájaros agotados al atardecer
Me despierta de mi sueño profundo
Me levanto .... un amante
Que une fantasmas en sus anhelos
Los oigo a mi alrededor
Como yo, susurran amor
Casi puedo verlos
Sentados junto a mí
Pasando a mi lado como visión fugaz
¡Qué alegres son!
Como yo, aman la noche
Y desean la soledad
Igual a la mía.
Tal vez están, como yo,
Enamorados y desconcertados
Soñando con lo distante
Deseando una vid soñolienta
En el brazo de un balcón
En el lejano norte
Una vid que espera
Una brisa del sur
Que lleva rocío
Pasión del espíritu anheloso en la noche
Y el temblor de la lluvia.
Tal vez ella, como yo, ama la noche,
Y le canta a la luna allá.

La noche viene a mí
Delicada
Como pájaros agotados al atardecer
Me despierta de mi sueño profundo
Me levanto  

03/05/2008
06/05/2008



Bajo la Cruz de Espartaco

Lo crucificaron de madrugada,
Antes de salir el sol
Su alma revoloteaba entre las nubes.
Lo dejaron días y días,
Un ejemplo
Para los revolucionarios.

Todos los días al mediodía
Camino al almuerzo
Lo vemos crucificado.
Pasó un año
Pero todavía corre su sangre.
Todos los días, una gota de sangre corre por la arena,
En un silencio ensordecedor.

Todos los días al mediodía
Con una hogaza de pan
Vamos aprisa hacia nuestros grilletes
En el lugar de trabajo
En la montaña de los esclavos
Levantamos la mirada hacia él
Podríamos ver humillación en sus ojos
Por saber que habíamos sobrevivido
A una grave penuria
Vemos cómo nos mira desde lo alto
Sonriendo
La victoria se ríe
En el brillo de su lágrima
Como si
Nunca hubiera muerto
Ni lo hubieran crucificado
Como si
Estuviéramos nosotros en la cruz
Torturados
Por nuestra humildad
Y torturados
Por su...... ¡sonrisa!

07/01/2008



Polvo

Cuando se posa el amanecer
En mi balcón
Me levanto para abrir
La ventana de mi alma
Lavo el espejo de mi corazón
Y le limpio el polvo
La esperanza brilla
La noche se agita
En el horizonte de mis ojos
Viaja todas las mañanas
Cuando vuelve
Vuelve el polvo
Un rostro extraño
Me mira fijamente, desconcertado,
Preguntando
¡Quién soy yo!

Si mi corazón se envuelve de muerte
Con los ojos cerrados, resignado,
¿Lo culparán
Si se duerme temprano
Y temprano se despierta?
¿A los corazones les molesta el polvo de la carretera
Cuando han elegido espinas sus coronas?
¿Se ponen espinas en una cabeza
Excepto en la que se niega a inclinarse?!
¿Las velas se lamentan
Si las lágrimas le quitan la vida
Para dársela a un enamorado en la oscuridad?
¿El muerto se queja
De la escasez de alimento;
Largo camino;
Y un mar de oscuridad
En el que se perdió el inmigrante
Durmió en una ola
Que no le devolvió el saludo
Y cuando despertó
¡Estaba muerto!

Sí,
¡Mi corazón está muerto!
De repetidas puñaladas
Los corazones mueren
Para que el significado de la vida
¡Nazca de las letras de la muerte!

29/11/2007
07/12/2007



Siempre estabas ahí

Siempre estabas ahí
Escuchándome
Cuando susurro
Con una oración en mi corazón
Y lloro nostálgico en el silencio de la noche
Siempre estabas ahí
Con mis lágrimas
Regabas los campos de nostalgia en mi corazón
Y hacías llover tu perdón
En tiempos de sequedad y sed.


Siempre estabas ahí
Yo caigo
Tú me levantas
Yo muero
Tú me resucitas
Yo me extravío
Tú me miras
Vislumbro tu luz, una orientación,
Siempre estabas ahí.

Y hoy es un día de oración
Y cosecha
Hoy es un día para llorar
O cantar
¿Cómo pudiste abandonarme?
Mi diosa,
Si fue tu ira,
Entonces, ¡condenado estoy!

 

 

Al final de la noche

Tal vez el que vino corriendo
Al final de la noche
Para llamar a nuestras puertas, humilde,
Mendigando un pedazo de pan;
Un trago de agua;
Y un chal de lana
Para protegerse de las dentelladas del frío
No era nada menos que un genio
Que llevaba en el bolsillo
El hechizo de nuestra maldición venidera.

Tal vez el que vino
Al final de la noche
Fue un vendaval
Que vino a advertirnos de las aves
Que nos iban a llevar
A una tierra distante
Lejos
En la
que los presentes están ausentes
Los ausentes están presentes
Y los desconcertados lloran a su puerta.

Tal vez el que vino
Al final de la noche
No era nada menos que él
Vino a reírse de mi orgullo
Vino a anunciar que pronto
Vagaría yo por las calles solo
Para llamar a la puerta del desconocido
Mendigando un pedazo de pan;
Un trago de agua;
Y un chal de lana
En una de las noches de invierno.

Tal vez el que vino a nosotros
-A pesar de disfrazarse -
¡Era yo!



Una vela apagada

Te busco en la ciudad
Para ofrecerles mis regalos de amor a tus ojos.
Pregunto por ti
Los transeúntes me orientan mal
Las luces de esta ciudad
Me roban el camino de los pies
Añoro la luz de tu rostro
La luz que una vez fue
Que iluminaba las ciudades oscuras
En mi corazón
... ...
Y ahora, agotado estoy
Y triste.

Entre mi corazón y tus ojos
Se encuentran mil mujeres
Sigo un rayo de luz en el cielo
Y miro dentro de mí mismo
No veo nada más que agua y arcilla
Y un lápiz de humo
¡Que se eleva de una vela apagada!



No te preocupes

No te preocupes
No te preocupes por ellos
Y déjame a mí los pretendientes/simuladores
Cuando el silencio se trague las lenguas charlatanas
Y el barco desaparezca entre la niebla
Llevando el ruido de los borrachos
La ciudad se despertará para ti
Para cantarles tu anhelo a las almas despiertas
Bajo la luz de la luna
Al pie de las colinas
Las colinas que no durmieron en toda la noche
Esperando a escucharte
Las aves volarán de sus árboles
Y se posarán en tu balcón
Para cantar contigo
¡Y el corazón de nuestra ciudad volverá a latir!

(20/7/2005)



Penélope .. un círculo de amor

Ella dijo que yo sería el único paria
Durante años me perdería camino a casa
En vano le soplaría viento a mi velamen
Y vendría a él
Un extraño en una orilla del vacío
Él reuniría en mi bolso
Los vientos de todos los rincones
Y le soplaría viento a mi velamen
Yo lucharía contra las olas de los demonios
Y navegaría en una ola de fuego
Para ofrecerle una cabra, nuestro rescate
Para volver con nuestras familias
Esperando en la ardiente orilla de sus anhelos.

Todos los días sueño que vuelvo,
Estiro el arco que venció a los hombres fuertes,
Limpio mi patio de los malhechores,
Vacío en sus labios
El anhelo de mis largas noches,
Y vierto en sus oídos
Algunas palabras santas.

Ella es Penélope
La alegría del alma en la salvación
Cuando se completan
los círculos:
El círculo de amor
Cuando se convierte en adoración
El círculo de eternidad
Cuando se va el rayo final
El círculo de muerte
Y el círculo de resurrección
Para ella, comienza el viaje del alma
Para ella, termina.

Ella es Penélope
Una Kaaba de orgullo cuando se inclina el orgullo
Humilde
, como una amante con su amado;
Un arroyo de leche,
Y ramas de luz y perfume
A cuya sombra, cantan los ruiseñores.

Ella es Penélope
Como la intercesión de un profeta,
Una recompensa para él,
Que se pierde en su amor.
Todos los días sueño que vuelvo
A pesar de que el cielo me dice
¡Que voy a ser el único paria!



Cada Año

Cada año
Cuando llega la primavera
Los caballos del pesar
Corren hacia mi pradera
Comen la hierba fresca
Con rocío que gotea
Se bañan en mi arroyo que es puro como las lágrimas
Beben su agua dulce hasta hartarse
Alegremente lo/la borronean
Y atraviesan mi prado a la carrera
Para pasar la noche en mi granja, conformes

Cada año
Las aves de la tristeza acuden a mis jardines, feroces
Me picotean el corazón, devorándole felizmente la carne
Se posan en el alféizar de mis ojos, comiendo lentamente
Disfrutando del sol de la mañana
Extendiendo perezosamente las alas
Y se van volando, llevando mi corazón herido
Para completar el asesinato en su nido

Cada año
Se destrozan sueños dentro de mí
Cuando me siento a la sombra de un sauce
Mirándome la cara en el espejo del río
¡Qué triste se ve!

Cada año
Me veo una nueva arruga en la frente, bajo los ojos
Que me habla de una juventud perdida
Pierdo mis sueños como pierdo el cabello
Y los voy envolviendo en viejos recuerdos

Cada año
Cuando llevo pan y naranjas
Para visitar la tumba de mi padre, abatido
Intento hablar, pero me ahogan las lágrimas
Durante siete noches, estuvo sin habla
La última palabra que le había dicho a mi madre
Mirándola a los ojos, pero sin poder ver:
"¡Quédate conmigo!"
Y ella se quedó con él
hasta que él despertó del sueño de la vida
Cuando una pierna abrazó una pierna
Y allí estaba el ataúd, y lo enterraron

De todas partes, llegaron amigos sollozando
Él era un espíritu que flotaba sobre el funeral
Preguntando ¿Dónde está mi hijo en esta multitud?
¿Vendrá? ¿Cuándo?
Pero yo estaba en la tierra de los sueños
Recogiendo estrellas desde el corazón de las noches
Pescando perlas de las profundidades de los océanos
Y son las mismas estrellas que me quemaron
Y los mismos océanos que me ahogaron
Cuando pensé que había llegado a la orilla de la seguridad

Cada año
En la tumba de mi padre
Leo el primer capítulo del Corán
Rezo por él, deseándole un paraíso amplio
Y me voy, volviendo a la multitud
¡Con el corazón herido!

 

Comments 发表评论 Commentaires ÊÚáíÞÇÊ

click here 按这里 cliquez ici ÇÖÛØ åäÇ